Vehículos eléctricos

¿Cómo se recarga una moto eléctrica?

recarga moto electrica

No te juzgamos porque no sepas cómo se recarga una moto eléctrica; pues enfatizando que estamos ante un vehículo relativamente nuevo es lógico que no tengas conocimiento sobre el tema. La buena noticia es que en este artículo vas a conocer las maneras de hacerlo.

Para empezar, el proceso de recarga ha evolucionado rápidamente en los últimos años, de hecho hoy día representa una acción muy pero muy fácil de realizar.

Aunque todo dependerá del modelo que adquieras, porque ya es posible encontrar motos con baterías extraíbles, haciendo más fácil el proceso de recarga gracias a que puedes retirarla de la moto y conectarla en cualquier toma corriente como si fuera un móvil. Si tienes algún problema con la batería de tu moto eléctrica se puedes comprar una de nueva.

¿No es genial? Bueno, la verdad es que existen dos formas de recargar una moto eléctrica.

Dos principales formas de recargar una moto eléctrica

  1. Mediante corriente alterna y un enchufe doméstico

En caso de que el vehículo tenga baterías extraíbles, todo te resultará más sencillo y práctico. Y es que el proceso básicamente se resumirá en sacar la batería de la moto y recargarla en el enchufe de tu casa, tu oficina, tu garaje, etc.

El proceso se basa en conectar la batería a través del cable de carga -designado por el fabricante- a un enchufe doméstico no industrial de 220 voltios.

El tiempo que tarda la batería para reabastecerse oscilará entre 3 y 6 horas, claro, esto dependerá del tamaño de la batería de la moto eléctrica.

Eso sí, ten claro que el proceso de recarga será mucho más lento en comparación con los centros de recarga que están repartidos por la ciudad, sobre todo porque el cable que se usa no es el mismo y las instalaciones domésticas no están diseñadas especialmente para ello.

Otro punto favorable es que puedes comenzar a recargar la batería cuando quieras, de manera que no debes esperar a que se agote totalmente.

Lo que sí te aconsejamos es que realices un ciclo completo de recarga cada 2 meses para que el rendimiento de la batería se mantenga en el mejor estado posible.

  1. Puntos de recarga en espacios públicos

No importa si tu moto eléctrica viene con baterías extraíbles o no, la opción de recargar en los puntos o centros de recarga siempre estarán disponibles para ti.

Puede que pienses que conseguir uno de estos puntos podría ser un problema, pero no es así, en las grandes ciudades impera una extensa red de centro de recarga.

Gran parte de los puntos en los espacios públicos son de recarga normal, es decir, entre 10 A y 16 A hasta, 7 kW de potencia. También puedes encontrar centros de recarga semi-rápida (hasta 22 kW) o acelerada (6,9 kW), pero no son tan comunes.

La alternativa más óptima son los puntos de recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia), pero todavía hay un largo trayecto por recorrer para que se convierten en las protagonistas de las grandes ciudades, aunque en Cataluña ya hay 60.

Es más, hoy se habla de una nueva línea de ayudas que orientará 860 mil euros para instalar 22 puntos nuevos de recarga rápida.

Ya que sabes cómo se recarga una moto eléctrica, comparte este post para que ayudes a otras personas a manejar esta información y así contribuir con el desarrollo de un mundo sostenible. Pues, podrías estimularlos a adquirir un vehículo amigable con el medio ambiente.

Ventajas de las motos eléctricas

moto electrica

Ante los problemas ambientales ocasionados por la movilidad, han aparecido varios vehículos que promueven el uso de un medio de transporte sostenible. Es decir, que no contaminan y no suponen un inconveniente para el tránsito en las grandes ciudades.

La verdad es que han surgido varias opciones como las bicicletas y los patinetes eléctricos, sin embargo, hay otro vehículo que puede resultarte más eficiente respecto a temas de velocidad y recorridos largos; hablamos de las motos eléctricas.

Este medio de transporte quizá no tenga la misma aceptación que en el caso de las bicis y los patinetes eléctricos, pero va a seguir creciendo y en unos años podría convertirse en la protagonista de las ciudades de España, gracias a las ventajas que aportan.

Beneficios de desplazarte en una moto eléctrica

A pesar que las motos eléctricas no sean tan comunes como muchos quisiéramos, no significa que no ofrezcan prestaciones que resulten definitivas al momento de elegir un medio de transporte alternativo y, que a su vez sean amigables para el medio ambiente.

Las ventajas de estos vehículos son las siguientes:

Te hacen la vida más fácil

Para ningún ciudadano es un secreto que el tráfico suele ser bastante complicado en las grandes ciudades; pues existe una amplia afluencia de vehículos como buses, coches y motocicletas.

Y a pesar que esta última opción también entre en la categoría de vehículos a motor, no podemos negar que ocupan menos espacio y te ayudan a conseguir una movilidad más fácil y rápida porque permiten acceder a lugares donde los coches no entran.

Bueno, la cuestión no es diferente con las motos eléctricas, ya que tienen la misma estructura solo cambia el motor (que no funciona por combustión) y otras cosillas mínimas.

Favorecen al planeta

Seguro ya lo sabes, pero igualmente merece recalcar que las motocicletas eléctricas no contaminan el medio ambiente. Así que al usar este vehículo estarías aportando tu “granito de arena” para consolidar una ciudad más limpia y libre de gases nocivos.

No tendrás restricciones de tráfico

Las motos eléctricas no solamente te ayudan a acceder a lugares más estrechos, sino que también cuentan con una distinción medioambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) que no te limitarán el paso a ciertos sectores de la ciudad.

Porque sí, hoy día los consistorios han aplicado restricciones medioambientales para los vehículos que funcionan por combustión. ¿No es genial? Las posibilidades de desplazarte a donde quieras con estas motos son prácticamente infinitas.

Su mantenimiento es sencillo

Otra de las cosas que agradecen los usuarios de estos vehículos de dos ruedas es que el proceso mantenimiento es súper sencillo, pero esto no es lo más sorprendente, también resultan más amigables para el bolsillo.

Y es que te ahorras gastos en cambios de aceite porque no necesitan de esta sustancia para funcionar, así como también no tendrás necesidad de gastar en recargas de gasolina.

Sí, como lo lees, los costes de mantenimiento en una moto de combustión son superiores. Por otro lado, queremos destacar que el precio por kilómetro de una moto eléctrica es menor.

Es más, ¿te decimos un secreto? 100 kilómetros saldrían en menos de 1 euros, un coste inmejorable en el extenso universo del transporte.

Si necesitas algún complemento o accesorio para tu moto eléctrica en nuestra web encontraras una gran variedad.

Una vez expuestos todos los beneficios de tener una moto eléctrica, es el momento de comprar una.

Siendo honestos, este es el mejor momento para hacerse con una moto eléctrica. De manera que si tienes la oportunidad de adquirir una, no dejes pasar esta oportunidad. Y si tienes cualquier duda sobre este vehículo contáctanos.

¿Las bicicletas eléctricas necesitan homologación?

homologacion bicicleta electrica

La alta presencia de bicicletas eléctricas en las ciudades de España es un hecho innegable. Ahora, tras ser vehículos de dos ruedas con sistema de pedaleo asistido y contar con ciclos de motor, muchos tienen la duda acerca de si estos aparatos necesitan homologación.

Bien y como por esta razón entraste a este post, solo nos queda aclarar todos los detalles al respecto. Además, te adelantamos que la respuesta para despejar tu duda se encuentra en el Reglamento (UE) nº 168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo.

Sí, como lo lees, en este reglamento se hace alusión a las homologaciones y requisitos técnicos de los vehículos pertenecientes a la categoría L. Vamos a descubrir que se establece en esta norma.

¿Las bicicletas eléctricas entran en la clasificación de vehículos L?

En primer lugar, debemos dilucidar que las bicicletas de pedales con pedaleo asistido no están dentro de la clasificación de vehículos de la categoría L. Esto significa una cosa: que las bicicletas eléctricas no requieren de homologación ni matriculación.

Es más este tipo de vehículo se define en el mencionado Reglamento de la UE como bicicletas de pedales con pedaleo asistido que están dotadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima, inferior o igual a 250W.

De manera que la potencia se reduce progresivamente y al final se ve interrumpida antes de que la velocidad de la bicicleta logre alcanzar los 25km/h o si el usuario deja de pedalear.

¿Qué pasa si tienen otro ciclo de motor más avanzado?

A veces en el mercado actual es posible hallar ciclos de una apariencia estética parecida a las bicicletas eléctricas, pero que tienen prestaciones superiores e incluso entran en el rango de vehículo a motor, llegando hasta ser consideradas como ciclomotores o motocicletas.

¿Te damos un ejemplo? Bueno, los ciclos de motor que pertenecen a la categoría europea L1e-A.

Como ya imaginarás, estos ciclos están enmarcados dentro de la categoría L1e de vehículos de motor de dos ruedas ligeros, de manera que si una “bici” cuenta con este sistema no puede ser considerada una e-bike. En Batterythings no encontraras este tipo de vehículos, pero tenemos una amplia gama de vehículos eléctricos.

Además, para que puedas circular legalmente con este vehículo deberá estar homologado y matriculado, incluyendo que deberás cumplir con el resto de las obligaciones contempladas en el ordenamiento jurídico como por ejemplo:

  • Cumplimiento de la frecuencia de inspección técnica.
  • Titularidad del permiso de conducción.
  • Seguro obligatorio. En este aspecto, para tener más información es importante leer el artículo para saber si se necesita un seguro para los patinetes eléctricos

En resumen, las bicicletas eléctricas no necesitan homologación, pero en el caso de que el vehículo cuya apariencia sea similar al de una e-bike e incluya un ciclo de motor con prestaciones superiores establecido en el reglamento mencionado, tendrá que homologarse. En caso de tener alguna duda podéis contactar con nosotros.

Mantenimiento esencial de las bicicletas eléctricas

mantenimiento bicicleta electrica

Estamos casi seguros que has escuchado maravillas de las bicicletas eléctricas; y no es para menos, estos vehículos (también conocidos como e-bikes) nos ayudan a desplazarnos de forma rápida, económica y sostenible por las grandes ciudades.

Sí, es verdad, todos hablan muy bien de estas bicis, pero ¿qué hay de su mantenimiento? Porque, aparte de sus cuidados básicos como cadenas, ruedas, frenos y piñones, también hay otras piezas importantes como el motor, la batería y sus otros componentes eléctricos.

A continuación vamos a enseñarte a realizar el mantenimiento esencial de las bicicletas eléctricas:

Revisar el sistema eléctrico periódicamente

Lo primero que debes saber de las e-bikes es que están conformadas por varios componentes tecnológicos, entre ellos; los sensores, el controlador, el display, el motor y el sistema antirrobo electrónico.

Y aunque el funcionamiento de estos medios de transporte estén elaborados para tener una vida útil duradera, igual es necesario revisarlos habitualmente.

Ahora, en caso de que tu bici presente fallos, lo más recomendable es que recurras al servicio técnico para que reciba la atención adecuada.

Limpiar tu e-bike no es un problema

Algo que encanta de las bicicletas eléctricas es que sus elementos electrónicos soportan muy bien la humedad, de manera que limpiarla será “pan comido”. Ojo, no se te ocurra hacerlo con un sistema de chorro a presión.

Eso sí, antes de ponerte manos a la obra deberás extraer la batería para comenzar con la jornada. ¿Por qué? bueno, porque la batería no puede entrar contacto con humedades.

En cuanto al secado puede dejarse al aire libre, sin embargo, lo mejor es hacerlo tú mismo con un pañuelo que no esté húmedo.

No olvides sus ruedas y frenos

Al igual que las bicicletas tradicionales, las e-bikes requieren de una revisión periódica en relación al estado de sus neumáticos, ya que también habría que cambiarlos cuando presente mucho desgaste.

Claro, no puedes dejar de fijarte en la presión de ellos, ajustando los niveles a tu peso y al uso que le vayas a dar. Por otro lado, es importante verificar el ajuste de los radios porque las bicicletas eléctricas son más pesadas que las convencionales.

Si hablamos de los frenos, será indispensable que evalúes los tensores que lo rodean, la maneta y el estado de las pastillas.

Otros componentes importantes

A ver… quieres circular tranquilo con tu bicicleta y no pasar momentos desagradables por falta de mantenimiento, ¿verdad?, entonces tendrás que ajustar el cambio de marchas.

Pues, en caso de que alguna marcha no entre correctamente o salte, es suficiente con que tenses y ajustes el desviador trasero. Pero, ¡atención!, aconsejamos que esta acción la realice un experto en e-bikes.

Ya casi para terminar, resulta conveniente que -de forma periódica- aprietes los tornillos de las bielas de los pedales, el manillar, la tija del sillín y, si la bici también incluye un transportín y un guardabarros tendrás que fijarlos bien.

Por último y no menos importante, sugerimos que tu bicicleta eléctrica pase por una revisión hecha por un técnico profesional. De este modo, te asegurarás de que cada componente de tu e-bike esté en buen estado, y lo mejor de todo es que estará avalado por un experto.

Ventajas de las bicicletas eléctricas plegables

Bicicleta urbana plegable

No es muy difícil imaginar por qué las bicicletas eléctricas plegables están pisando cada vez más fuerte en muchas ciudades de España. ¿Te explicamos las razones? ¡Vamos allá!

Bien, sin necesidad de analizar mucho, estos vehículos han ganado protagonismo por dos motivos esenciales: primero; el acceso en coche es muy complicado en algunas ciudades y, segundo; el transporte público no siempre es la mejor opción cuando tenemos prisa.

Conoce los beneficios de las bicicletas eléctricas plegables

Mejor hablemos de las ventajas de las bicicletas eléctricas plegables para que comprendas lo favorable que resulta hacerse con estos medios de transporte. Veamos.

Evitas atascos y ganas tiempo

Toda persona que utilice una bicicleta eléctrica sabe que es posible ir a una buena velocidad, gracias al motor que incorpora. Además, la capacidad de acceso es otra ventaja porque te permite evitar atascos, algo que se traducirá en ahorro de tiempo.

Por lo tanto, llegarás más rápido a tu lugar de trabajo, universidad, supermercado, etc., de hecho acortarás tiempo, eso sí, siempre y cuando se trate de trayectos no muy largos.

Puedes llevarla a cualquier parte

En caso de que necesites ir a un sitio que esté muy retirado de tu lugar de residencia, no tendrás ningún problema de llevar tu bicicleta en el transporte público o en el maletero del coche, incluso en un barco para desplazarte por el puerto.

Recuerda que estamos hablando de bicicletas plegables, por lo que su transporte de un lugar a otro es bastante práctico y sencillo.

Dile adiós a aparcar en la calle

Precisamente por el hecho de ser vehículos plegables, resulta muy sencillo guardarlas en cualquier sitio, incluso ponerla al lado de tu oficina. Esto solo significa una cosa; que puedes olvidarte de la tediosa idea de aparcar tu bici en la calle. Suena genial, ¿verdad?

No es para menos, una bicicleta con estas características se convierte en tu mejor aliado no solo para desplazarte por la ciudad, sino que también podrás estar segura a tu lado, es más, te acompañará en tus momentos importantes.

Haces ejercicios sin irrespetar el medio ambiente

Eres tú, solamente tú, quien decidirá cuándo hacer ejercicio con este medio de transporte, ya que puedes regular el nivel de asistencia del motor. De modo que si quieres descansar y dejar de sudar podrás hacerlo sin problema alguno.

Pero lo más asombroso de todo es que no perjudicas el medio ambiente durante todo este proceso y estás aportando en la construcción de un planeta sostenible.

Tu billetera estará agradecida

¿Quién no quiere ahorrar dinero en estos tiempos donde la vida se pone cada vez más cara? Bueno, las bicicletas eléctricas plegables hacen que tu billetera no sufra tanto; y es que cargar la batería no es caro y el mantenimiento no requiere de un proceso exigente.

Esto sin contar que no estarás en la obligación de hacer gastos adicionales en impuestos, seguros, etc…

Puedes añadir accesorios

Existen todo tipo de accesorios que puedes incluir en tu bicicleta eléctrica plegable. Estos accesorios pueden ser un casco, mejorar las luces, un kit de reparación por si tienes algún problema y un candado o cadenas antirrobo para tener más seguridad.

Debido a todas estas ventajas es necesario comprarse una bicicleta eléctrica porque estas bicicletas son toda una maravilla para los que apuestan por un estilo de vida más sencillo y saludable. ¿No es genial? 😃

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies