terrenos patinetes eléctricos

¿Puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?

¿Puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?

Cuando compramos un patinete eléctrico, nunca nos dicen si podemos utilizarlo para disfrutar y pasear por la playa en dos ruedas. Así que esta pregunta de si “¿puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?” puede ser una de las principales dudas que tengas respecto al uso de estos vehículos.

Si eres de esas personas a las que les encanta la playa, tenemos buenas noticias para ti, porque sí puedes llevar tu patinete eléctrico para pasear por el litoral, ya sea sólo o junto a tus amigos.

Evidentemente deberás tomar algunas precauciones, pero primero hablemos de los beneficios que disfrutarás al llevar tu patinete a la playa

Beneficios de pasear con tu patinete por la playa

Como es de imaginar, el principal beneficio de pasear por la playa en patinete es que podrás ir más allá para conocer nuevos lugares.

Seamos sinceros, a la mayoría de las personas nos da pereza caminar por lo extenso de la playa para descubrir otros sitios. Claro está, circular en este aparato de dos ruedas te permitirá llegar a lugares que nunca has visto, y todo sin hacer ningún esfuerzo.

Y ni hablar que también llegarás a la playa en pocos minutos, especialmente si vives en una zona un poco alejada del litoral.

Otra ventaja de llevar tu patinete a la playa es que el regreso será menos agotador. A todos nos pasa que al retornar a casa sentimos que el cuerpo no nos responde igual, porque tenemos cierta sensación de pesadez, incluso no queremos ni caminar.

Con un patinete eléctrico el problema está resuelto, pues solo tendrás que encender el vehículo, subirte y conducir a casa.

Precauciones a tomar tras llevar tu patinete a la playa

Precauciones a tomar tras llevar tu patinete a la playa

Todos sabemos que disfrutar de un día de playa no solo implica echarse un chapuzón en el agua del mar, sino que también habrá sol y sobretodo mucha arena.

Ya que hablamos de arena, debes tener mucho cuidado que tu patinete eléctrico haga contacto excesivo con ella. Pues la arena será el principal enemigo de tu vehículo de dos ruedas, en especial si llega a acumular mucha cantidad en su estructura.

Una vez que termines con tu paseo por la playa, tómate un tiempo para revisar los conectores de tu patinete y retira toda la arena que quede adherida en esta zona, de lo contrario, podría quedarse atascada en la próxima aventura.

La limpieza de tu vehículo es importantísima para mantenerlo en buen estado y vivir una experiencia gratificante. Otro de las precauciones a tomar es verificar si la estructura del aparato es anticorrosiva.

Si te das cuenta que no es anticorrosiva, recomendamos que no lleves tu patinete a la playa. Recuerda que la brisa proveniente del mar contiene partículas saladas que resultan devastadoras para el metal.

No querrás que tu vehículo quedé inservible en poco tiempo, ¿verdad? Esta quizá sea la parte triste del post, pero la mejor forma de evitar malos ratos es comprar un patinete que esté fabricado con metal anticorrosivo. Ya lo sabes J

Cualquier otra información que desees consultar en función a estos aparatos, puedes escribirnos y con gusto te ayudaremos a solventar tus dudas. Nos vemos en un próximo artículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies