Archives julio 2018 | Bicicletas eléctricas Barcelona

¿Cómo recargar un vehículo eléctrico?

¿Cómo recargar un vehículo eléctrico?

Estamos seguros que ya sabes que los vehículos eléctricos no se cargan de la misma forma que los coches de combustible. Esto está claro, pero si piensas en comprar un coche eléctrico o adquiriste tu primer auto, tendrás que aprender a recargarlo.

La verdad es que el proceso de carga de un coche eléctrico no es nada del otro mundo, incluso es casi igual que recargar un equipo electrónico; solo debes enchufarlo a la red eléctrica y esperar a que la batería se revitalice.

Ahora, esto no es todo, también hay otros detalles que deberías saber acerca de cómo recargar un vehículo eléctrico y te lo explicaremos a continuación:

Tipos de recargas

Modos de carga de coches eléctricos

El modo de carga de tu coche eléctrico y los tipos de conectores son los que van a determinar la forma de recargarlos, aunque también influye mucho el uso que le darás al vehículo.

Respecto a este último punto debemos mencionar que es posible cargarlo en lugares privados y públicos. Bueno, hablemos de lo que nos corresponde en este apartado; de los modos de recarga:

Carga lenta

Es un modo de carga muy común en los coches con poca capacidad, aunque no suele verse mucho en los vehículos eléctricos. Si te preguntas por qué, la respuesta es simple; el tiempo de espera de carga es muy extenso (hasta 10 horas aproximadamente).

Carga normal

Para emplearla se requiere de una toma monofásica con un voltaje y un nivel de intensidad parecido a los que encuentras en cualquier casa (16 amperios/230 voltios).

Y no solo eso, también demanda la instalación de un cargador doméstico que te permitirá recargar la batería del coche en unas 8 horas. Nada mal.

Carga semirápida

Usa una corriente trifásica (32 amperios/230 voltios) y permite una potencia de carga mayor que las anteriores. Esto significa que la batería se puede recargar en menos tiempo (4 horas).

Gracias a su relativa rapidez de carga, este es el sistema ideal para puntos de recarga públicos (70 kW).

Carga rápida

Es el sistema de carga más potente de todos, ya que tiene unos 50 kW y usa corriente continua. Esta características permite completar el ciclo de recarga en 30 minutos o al menos llegar a un 80% de capacidad. ¿No es genial?

Modos de carga de coches eléctricos

Tipos de recargas

Existen varios tipos de recargas para los coches eléctricos. Conócelos a continuación:

Flexi Charger

Consiste en un cargador para recargas fortuitas y que te permitirá salir de una “emergencia”. Por supuesto, es una herramienta perfecta para aquellos momentos en los que te encuentres lejos de un punto de recarga.

Recarga doméstica

Si tienes la posibilidad de destinar un sitio especial para tu coche (como un garaje, por ejemplo), lo recomendable es que habilites un punto de recarga fijo o Wallbox.

En comparación con el Flexi Charger, las potencias de carga son mayores ya que puedes cargar el coche en un tiempo de 4 hasta 8 horas.

Recarga acelerada

Es la que más vemos comúnmente en sitios públicos como centros comerciales y superficies extensas. Este sistema es ideal para recuperar un poco la energía de la batería mientras realices otra actividad.

La batería tardará un tiempo algo considerable para recuperar el tiempo de carga, aunque esto dependerá de su kW.

Recarga rápida

Con este tipo de recarga, la batería del vehículo podrá recuperar un 80% de la energía en unos 30 minutos. Puedes encontrar puntos con este sistema de recarga en los centros de las ciudades o en las gasolineras.

Posiblemente estás pensando que 30 minutos aún es bastante tiempo y tienes razón, pero estamos seguros que en pocos años el periodo de recarga si irá reduciendo bastante. Solo es cuestión de esperar.

modo de carga de tu coche eléctrico y los tipos de conectores

Bien, esperamos que este artículo te haya sido de gran ayuda para que aprendas a cómo recargar tu vehículo eléctrico. Hasta un próximo post. Para cualquier duda o pregunta no dudes en contactar con nosotros.

Bicicletas eléctricas para subir cuestas pronunciadas

Bicicletas eléctricas para subir cuestas pronunciadas

Una de las cuestiones que nos hacen los usuarios cuando vienen a vernos a nuestras tiendas está relacionada con la capacidad de las bicicletas eléctricas para subir cuestas pronunciadas.

Se dan ambos casos, los de personas que no quieres dejar de hacerlo y, en algunos casos, creen que el motor eléctrico se podría ver forzado y, al contrario, quienes por sus propios medios no pueden o no quieren hacer ese esfuerzo y buscan una alternativa para conseguirlo.

En cualquier caso, vamos a mostrarte hoy la relación entre las e-bikes y las cuestas y desniveles.

¿Sirven las bicicletas eléctricas para subir cuestas pronunciadas?

Este tipo de vehículo es combinado. Esto significa que funciona tanto usando su motor como dando simples pedaleos.

Como cualquier bicicleta convencional, cuando pedaleamos sobre llano nos movemos confortablemente. El problema se da cuando tenemos que coger velocidad o subir cuestas y sortear niveles que son los momentos en los que se debe realizar un esfuerzo extra que muchos no pueden o simplemente no quieren hacer.

Es precisamente para esto que se han diseñado las bicicletas eléctricas. El motor te asiste, de manera que tú no tengas que esforzare de más. De hecho, puedes escoger el grado de asistencia, de manera que recibas desde una pequeña ayuda hasta todo un empujón que te permita subir cuestas sin despeinarte siquiera.

Entonces… evidentemente, sí. Las bicicletas eléctricas son la solución ideal para subir cuestas; no tienes más que seleccionar qué ayuda necesitas y el motor comenzará a trabajar. Lo mismo ocurre en el caso de que quieras ganar más velocidad sin aumentar tus pulsaciones.

bicicleta-alfa

¿Todas las e-bikes sirven?

Sí. Una e-bike, como decimos, está diseñada específicamente para ello. Sería todo un fracaso de producto si no cumpliese su única función.

Cualquier bicicleta eléctrica con un motor de potencia estándar, unos 250 W, va a subir desniveles sin ningún tipo de problema.

De hecho, las hay incluso algo más comedidas, como nuestra bicicleta eléctrica Alfa, que tiene 240 W de potencia de motor, que realizan el trabajo exactamente igual de bien. De hecho incluye tres niveles de asistencia, de manera que puedes trabajar mucho, poco o nada.

Por supuesto, también dispones de motores más potentes, como el que se incluye en nuestro modelo XFAT, que es de 350 W. Con ella no sólo subirás cuestas sino que podrás atravesar todo tipo de terrenos difíciles sin ningún problema. Por supuesto, una mayor potencia implica más velocidad; esto es innegable. Pero, en cualquier caso, cualquier otro modelo (al menos los de alta calidad como los que tenemos en Battery Things) cumplirán con su cometido al cien por cien.

bicicleta-electrica-xfat

Eso sí, no te olvides de realizar una carga completa de la batería para no quedarte a medias. Nuestras bicis eléctricas son perfectas para asistirte en la subida de cuestas pronunciadas pero ¡es esencial que que estén a tope! Parecerá una obviedad, pero si lo decimos es porque nos han llegado consultas en las que esta simple premisa era la respuesta necesaria.

Tipos de coches eléctricos

Tipos de coches eléctricos ecológicos

Decir que la movilidad sostenible es un sueño hecho realidad, no es algo novedoso. Pues en varios países de Europa se le está dando muchísima importancia a la fabricación y uso de los vehículos eléctricos.

¿Por qué? La respuesta es sencilla: los coches eléctricos son el futuro. Y quizá hayas oído hablar bastante acerca de estos autos en los últimos años, pero lo más seguro es que aún desconozcas cómo clasifican

Sí, así como los coches de motor de combustión, los coches eléctricos también tienen diferentes categorías y, adivina que, en este post hablaremos de ellos. ¡Presta atención!

El BEV (Battery Electric Vehicle) o 100% eléctrico

Como lo lees, este tipo de coches son 100% eléctricos. En sus interiores, llevan un motor que recibe energía de varias baterías que, si bien los hay de diferentes tipos, normalmente son de iones de litio.

Una vez que te desplazas en un BEV, no tendrás que cargarlos con combustible fósil, todo gracias a la energía producida por la electricidad. Y, por supuesto, esto significa que son totalmente amigables con el medioambiente.

BEV (Battery Electric Vehicle) o 100% eléctrico

Gracias a este último punto es que también son conocidos como coches “limpios”. Ahora, ¿cómo funcionan? ¡Simple!, se deben enchufar para recargar sus baterías, un proceso que, por lo general, dura hasta ocho horas.

Pero, la verdad es que también se pueden realizar cargas rápidas, aunque igualmente se sigue trabajando para acortar más el tiempo de carga en este tipo de vehículos.

Coches híbridos enchufables

A diferencia de los 100% eléctricos, los híbridos enchufables vienen con un par de motores, uno de gasolina (o diésel) y otro de batería que se puede recargar mediante un cargador el cual se conecta a una red eléctrica.

Bien, el motor de combustión que lleva este tipo de coche funciona para cargar la batería eléctrica y, también para impulsar el vehículo. Si al conducir un hibrido enchufable te quedas sin batería, tendrás dos alternativas. La primera; conectar el coche a la red eléctrica y, segundo; llenar el motor de combustión con gasolina o diésel.

¿Qué contaminan el ambiente? Sí, pero a menor escala que los autos tradicionales.

Vehículos eléctricos híbridos

Vehículos eléctricos híbridos

Son muy similares a los híbridos enchufables, pues también tienen dos motores, pero no es posible enchufarlos a una red eléctrica. Aparte su batería eléctrica es más pequeña y se recarga sacándole provecho a la energía de las frenadas y a la inercia en las irregularidades que se presentan durante la conducción.

Quizá la mayor desventaja de estos híbridos es que ofrece una autonomía bastante limitada. Eso sí, permite ahorrar combustible entre un 20% y 40%, ya que el motor eléctrico puede hacer que el coche se mueva sin que el motor de combustible arranque.

Tras reducir el consumo de gasolina, también disminuye las emisiones de carbono. Por esta y otras razones ha sido catalogado como un vehículo ecológico.

Esperamos que haya sido de gran ayuda para que conozcas más acerca de los vehículos eléctricos.

¿Puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?

¿Puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?

Cuando compramos un patinete eléctrico, nunca nos dicen si podemos utilizarlo para disfrutar y pasear por la playa en dos ruedas. Así que esta pregunta de si “¿puedo llevar mi patinete eléctrico a la playa?” puede ser una de las principales dudas que tengas respecto al uso de estos vehículos.

Si eres de esas personas a las que les encanta la playa, tenemos buenas noticias para ti, porque sí puedes llevar tu patinete eléctrico para pasear por el litoral, ya sea sólo o junto a tus amigos.

Evidentemente deberás tomar algunas precauciones, pero primero hablemos de los beneficios que disfrutarás al llevar tu patinete a la playa

Beneficios de pasear con tu patinete por la playa

Como es de imaginar, el principal beneficio de pasear por la playa en patinete es que podrás ir más allá para conocer nuevos lugares.

Seamos sinceros, a la mayoría de las personas nos da pereza caminar por lo extenso de la playa para descubrir otros sitios. Claro está, circular en este aparato de dos ruedas te permitirá llegar a lugares que nunca has visto, y todo sin hacer ningún esfuerzo.

Y ni hablar que también llegarás a la playa en pocos minutos, especialmente si vives en una zona un poco alejada del litoral.

Otra ventaja de llevar tu patinete a la playa es que el regreso será menos agotador. A todos nos pasa que al retornar a casa sentimos que el cuerpo no nos responde igual, porque tenemos cierta sensación de pesadez, incluso no queremos ni caminar.

Con un patinete eléctrico el problema está resuelto, pues solo tendrás que encender el vehículo, subirte y conducir a casa.

Precauciones a tomar tras llevar tu patinete a la playa

Precauciones a tomar tras llevar tu patinete a la playa

Todos sabemos que disfrutar de un día de playa no solo implica echarse un chapuzón en el agua del mar, sino que también habrá sol y sobretodo mucha arena.

Ya que hablamos de arena, debes tener mucho cuidado que tu patinete eléctrico haga contacto excesivo con ella. Pues la arena será el principal enemigo de tu vehículo de dos ruedas, en especial si llega a acumular mucha cantidad en su estructura.

Una vez que termines con tu paseo por la playa, tómate un tiempo para revisar los conectores de tu patinete y retira toda la arena que quede adherida en esta zona, de lo contrario, podría quedarse atascada en la próxima aventura.

La limpieza de tu vehículo es importantísima para mantenerlo en buen estado y vivir una experiencia gratificante. Otro de las precauciones a tomar es verificar si la estructura del aparato es anticorrosiva.

Si te das cuenta que no es anticorrosiva, recomendamos que no lleves tu patinete a la playa. Recuerda que la brisa proveniente del mar contiene partículas saladas que resultan devastadoras para el metal.

No querrás que tu vehículo quedé inservible en poco tiempo, ¿verdad? Esta quizá sea la parte triste del post, pero la mejor forma de evitar malos ratos es comprar un patinete que esté fabricado con metal anticorrosivo. Ya lo sabes J

Cualquier otra información que desees consultar en función a estos aparatos, puedes escribirnos y con gusto te ayudaremos a solventar tus dudas. Nos vemos en un próximo artículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies