Archives 18/07/2019 | Bicicletas eléctricas Barcelona

¿Cómo se recarga una moto eléctrica?

recarga moto electrica

No te juzgamos porque no sepas cómo se recarga una moto eléctrica; pues enfatizando que estamos ante un vehículo relativamente nuevo es lógico que no tengas conocimiento sobre el tema. La buena noticia es que en este artículo vas a conocer las maneras de hacerlo.

Para empezar, el proceso de recarga ha evolucionado rápidamente en los últimos años, de hecho hoy día representa una acción muy pero muy fácil de realizar.

Aunque todo dependerá del modelo que adquieras, porque ya es posible encontrar motos con baterías extraíbles, haciendo más fácil el proceso de recarga gracias a que puedes retirarla de la moto y conectarla en cualquier toma corriente como si fuera un móvil. Si tienes algún problema con la batería de tu moto eléctrica se puedes comprar una de nueva.

¿No es genial? Bueno, la verdad es que existen dos formas de recargar una moto eléctrica.

Dos principales formas de recargar una moto eléctrica

  1. Mediante corriente alterna y un enchufe doméstico

En caso de que el vehículo tenga baterías extraíbles, todo te resultará más sencillo y práctico. Y es que el proceso básicamente se resumirá en sacar la batería de la moto y recargarla en el enchufe de tu casa, tu oficina, tu garaje, etc.

El proceso se basa en conectar la batería a través del cable de carga -designado por el fabricante- a un enchufe doméstico no industrial de 220 voltios.

El tiempo que tarda la batería para reabastecerse oscilará entre 3 y 6 horas, claro, esto dependerá del tamaño de la batería de la moto eléctrica.

Eso sí, ten claro que el proceso de recarga será mucho más lento en comparación con los centros de recarga que están repartidos por la ciudad, sobre todo porque el cable que se usa no es el mismo y las instalaciones domésticas no están diseñadas especialmente para ello.

Otro punto favorable es que puedes comenzar a recargar la batería cuando quieras, de manera que no debes esperar a que se agote totalmente.

Lo que sí te aconsejamos es que realices un ciclo completo de recarga cada 2 meses para que el rendimiento de la batería se mantenga en el mejor estado posible.

  1. Puntos de recarga en espacios públicos

No importa si tu moto eléctrica viene con baterías extraíbles o no, la opción de recargar en los puntos o centros de recarga siempre estarán disponibles para ti.

Puede que pienses que conseguir uno de estos puntos podría ser un problema, pero no es así, en las grandes ciudades impera una extensa red de centro de recarga.

Gran parte de los puntos en los espacios públicos son de recarga normal, es decir, entre 10 A y 16 A hasta, 7 kW de potencia. También puedes encontrar centros de recarga semi-rápida (hasta 22 kW) o acelerada (6,9 kW), pero no son tan comunes.

La alternativa más óptima son los puntos de recarga rápida (entre 43 y 80 kW de potencia), pero todavía hay un largo trayecto por recorrer para que se convierten en las protagonistas de las grandes ciudades, aunque en Cataluña ya hay 60.

Es más, hoy se habla de una nueva línea de ayudas que orientará 860 mil euros para instalar 22 puntos nuevos de recarga rápida.

Ya que sabes cómo se recarga una moto eléctrica, comparte este post para que ayudes a otras personas a manejar esta información y así contribuir con el desarrollo de un mundo sostenible. Pues, podrías estimularlos a adquirir un vehículo amigable con el medio ambiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies