5 consejos para cuidar tu Patinete Eléctrico

patinete

Cuidar tu patinete eléctrico es importante para garantizar una vida útil duradera y, por ende, no pierda funcionalidad y rendimiento. A priori, lograr la conservación de tu vehículo de movilidad personal (VMP), implica leer el manual de instrucciones. Porque  este contiene información sobre el mantenimiento y las principales características del modelo que adquiriste.

Además, el patinete eléctrico debe inspeccionarse con frecuencia para comprobar que todo esté en orden, como verificar que no se han perdido pernos o tornillos, revisar que no hay daños en sus componentes y asegurarse de que no está emitiendo ruidos extraños durante nuestros recorridos por la ciudad.

También hay una serie de actividades preventivas que, por supuesto,  son necesarias realizar para cuidar tu patinete eléctrico. El propósito  de este post es compartir algunos consejos para que tu VMP funcione correctamente y puedas prolongar su vida útil la mayor cantidad de años posible.

patinete electrico

Cómo cuidar tu patinete eléctrico

Para cuidar tu patinete eléctrico resulta importante realizar un mantenimiento preventivo de forma periódica. Eso sí, la frecuencia de estas actividades dependerá del uso que le des al vehículo.

Si utilizas este medio transporte diariamente, es mejor hacerlo realizar su respectivo mantenimiento cada 1 ó 2 meses. Ahora, si por el contrario, lo usas de forma esporádica se recomienda hacerlo de 3 a 4 meses. Los elementos que siempre debemos verificar son el cuadro, la batería, las llantas y los frenos. Sin olvidar que también es clave limpiar el vehículo completamente.

La correcta conservación del patinete requiere de un juego de destornilladores, un paño húmedo, un paño de microfibra y un lubricante en aerosol. Posteriormente, aconsejamos tener en cuenta las siguientes premisas:

Revisa el chasis

Verificar el estado de los tornillos en particular en el eje abatible (tubo que une el manillar a la rueda delantera) y en el reposapiés; apriétalos si es necesario. Y si ves que se ha acumulado suciedad en estas partes del patinete, límpialas para evitar incrustaciones.

También puedes proceder a lubricar ciertas zonas, como el manillar, la suspensión y los soportes de las ruedas. Para ello, debemos usar un aerosol de grasa de silicona y un paño de microfibra para limpiar el exceso de grasa. Conviene destacar que una adecuada lubricación evita la oxidación y los daños asociados con este problema.

Cuida la batería sobre todas las cosas

La mayoría de los patinetes eléctricos están equipados con una batería de litio que tiene una vida media de 1200-1300 ciclos de carga. Este componente de hecho supone una parte indispensable para cuidar tu patinete eléctrico por tanto requiere su respectivo mantenimiento. El proceso engloba estas actividades:

  • Comprobar que no hay rastros de humedad en el vehículo.
  • Asegurarse de que después de un viaje de 5 minutos la batería no esté demasiado caliente.
  • Observar si el VMP ha experimentado una caída en la potencia o una disminución en el alcance En ambos casos, habrá que reemplazar la batería.

Comprueba el estado de las llantas

El estado de los neumáticos hay que revisarlo todos los meses. Y es que esta parte del vehículo garantiza el agarre al suelo durante la conducción y por tanto tu seguridad.

El tipo de control a realizar varía según el tipo de neumático: Si el patinete está equipado con neumáticos antipinchazos, comprueba que no haya grietas ni cortes profundos. Pero si tiene neumáticos con cámara de aire, es fundamental revisar la presión y, de ser necesario, hay que inflar los neumáticos.

Es importante señalar que los neumáticos de esta clase de vehículos suelen durar entre 1400 y 1600 km.

Frenos

Si no conoces el tipo de frenos que tiene instalado tu patinete, revisa en el manual de instrucciones. Después frena con el vehículo apagado y asegúrate de que los frenos funcionen correctamente.

La gran mayoría de patinetes eléctricos montan frenos de disco en la rueda delantera, mientras que en la trasera es común encontrar el guardabarros para frenar. Pero, también hay modelos equipados con frenos de resorte.

  • Los frenos de disco. Hay que comprobar el estado de las pastillas y los discos. Si se ha acumulado suciedad, puedes limpiarlos con un paño húmedo. En cambio, si notas una capacidad de frenado reducida o ruidos al frenar, significa que debes cambiar las pastillas (que en general tienen una vida útil de aproximadamente 500 kilómetros).  
  • Frenos de resorte. Solo necesitarán ser reemplazados si están dañados. Otros modelos, tienen un freno integrado en el motor y no requieren mantenimiento.

Por último y no menos importante, presta atención al cable de freno que se conecta al manillar y verifica que no esté dañado. Al momento de querer cuidar tu patinete eléctrico nunca podemos olvidarnos de los frenos, porque una falla de este componente podría desencadenar accidentes o eventos desagradables.

Limpia el vehículo

Utilice siempre agua y un paño suave. Pero antes de empezar a limpiar, comprueba que las zonas sensibles del VMP como la batería, estén protegidas del agua.  No uses limpiadores químicos ni alcohol, como máximo puedes confiar en detergentes neutros. Eso sí, ten  cuidado a la hora de fregar el paño; no uses demasiada fuerza.

Si realmente quieres cuidar tu patinete eléctrico, su limpieza no debe subestimarse. Después de un día de lluvia por ejemplo siempre es necesario eliminar rápidamente la suciedad para evitar oxidación o incrustaciones. Recomendamos limpiar los contactos eléctricos con un paño seco o con un cepillo.

Conclusiones

¿Eres un caminante habitual u ocasional? En ambos casos, deberás cuidar tu patinete eléctrico para seguir sacándole partido a las bondades que te ofrece. Pero cuando adquirimos este tipo de vehículos, nadie te enseña cómo hacerlo.

Por fortuna, gracias a nuestros consejos de mantenimiento, ya  has descubierto los hábitos a adoptar para conservar tu VMP por mucho más tiempo. Como es lógico, la conservación de cada componente del patinete cuenta para su correcto funcionamiento; desde los neumáticos pasando por la batería hasta los frenos y el chasis en general. 

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos necesarios *

Debes usar HTML etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies