Mantenimiento esencial de las bicicletas eléctricas

mantenimiento bicicleta electrica

Estamos casi seguros que has escuchado maravillas de las bicicletas eléctricas; y no es para menos, estos vehículos (también conocidos como e-bikes) nos ayudan a desplazarnos de forma rápida, económica y sostenible por las grandes ciudades.

Sí, es verdad, todos hablan muy bien de estas bicis, pero ¿qué hay de su mantenimiento? Porque, aparte de sus cuidados básicos como cadenas, ruedas, frenos y piñones, también hay otras piezas importantes como el motor, la batería y sus otros componentes eléctricos.

A continuación vamos a enseñarte a realizar el mantenimiento esencial de las bicicletas eléctricas:

Revisar el sistema eléctrico periódicamente

Lo primero que debes saber de las e-bikes es que están conformadas por varios componentes tecnológicos, entre ellos; los sensores, el controlador, el display, el motor y el sistema antirrobo electrónico.

Y aunque el funcionamiento de estos medios de transporte estén elaborados para tener una vida útil duradera, igual es necesario revisarlos habitualmente.

Ahora, en caso de que tu bici presente fallos, lo más recomendable es que recurras al servicio técnico para que reciba la atención adecuada.

Limpiar tu e-bike no es un problema

Algo que encanta de las bicicletas eléctricas es que sus elementos electrónicos soportan muy bien la humedad, de manera que limpiarla será “pan comido”. Ojo, no se te ocurra hacerlo con un sistema de chorro a presión.

Eso sí, antes de ponerte manos a la obra deberás extraer la batería para comenzar con la jornada. ¿Por qué? bueno, porque la batería no puede entrar contacto con humedades.

En cuanto al secado puede dejarse al aire libre, sin embargo, lo mejor es hacerlo tú mismo con un pañuelo que no esté húmedo.

No olvides sus ruedas y frenos

Al igual que las bicicletas tradicionales, las e-bikes requieren de una revisión periódica en relación al estado de sus neumáticos, ya que también habría que cambiarlos cuando presente mucho desgaste.

Claro, no puedes dejar de fijarte en la presión de ellos, ajustando los niveles a tu peso y al uso que le vayas a dar. Por otro lado, es importante verificar el ajuste de los radios porque las bicicletas eléctricas son más pesadas que las convencionales.

Si hablamos de los frenos, será indispensable que evalúes los tensores que lo rodean, la maneta y el estado de las pastillas.

Otros componentes importantes

A ver… quieres circular tranquilo con tu bicicleta y no pasar momentos desagradables por falta de mantenimiento, ¿verdad?, entonces tendrás que ajustar el cambio de marchas.

Pues, en caso de que alguna marcha no entre correctamente o salte, es suficiente con que tenses y ajustes el desviador trasero. Pero, ¡atención!, aconsejamos que esta acción la realice un experto en e-bikes.

Ya casi para terminar, resulta conveniente que -de forma periódica- aprietes los tornillos de las bielas de los pedales, el manillar, la tija del sillín y, si la bici también incluye un transportín y un guardabarros tendrás que fijarlos bien.

Por último y no menos importante, sugerimos que tu bicicleta eléctrica pase por una revisión hecha por un técnico profesional. De este modo, te asegurarás de que cada componente de tu e-bike esté en buen estado, y lo mejor de todo es que estará avalado por un experto.

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Campos necesarios *

Debes usar HTML etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies